Inicio » Artículos de interés » La hidroterapia: casera y especializada

La hidroterapia: casera y especializada

CAPÇALLa hidroterapia es la utilización del agua como agente terapéutico, ya sea por su estado (presión) o temperatura (alternar frío y calor). Este proceso terapéutico puede aplicarse a todo el cuerpo o en algunas de sus partes, y resulta ser una magnífica herramienta para régimen de muchas patologías.

Beneficios de la hidroterapia

Las reacciones que se obtienen de esta técnica pueden darse a tres niveles distintos fruto del contacto con el agua: reacción térmica, reacción circulatoria y reacción nerviosa. Sea cual sea la reacción estamos hablando que en la mayoría de los casos éstas repercuten en la mejoría del estado físico y mental de nuestro cuerpo.

Debido a la infinidad de tratamientos y beneficios que se pueden realizar en el agua, existen numerosas aplicaciones de éste:

  • Efectos cardiovasculares: varices,…
  • Estimulación del sistema inmunitario
  • Disminución de contracturas musculares: lumbalgias, tendinitis..
  • Acción sedante y analgésica
  • Efectos psicológicos: estrés, ansiedad, trastornos depresivos…
  • Mejora del bienestar general: mejora el autoestima
  • Eliminación de toxinas
  • Facilita la respiración
  • Problemas psicomotrices
  • Refuerzo del tono muscular: atrofia, hipotonía,
Hidroterapia en casa

Un error muy común que hacemos al hablar de la hidroterapia es a la exclusiva asociación con centros balnearios y spas. La hidroterapia está al alcance de casi todos. Cualquiera con una bañera puede practicar este tratamiento que le ayudará a reducir tensiones físicas y mentales. De forma muy sencilla y cómoda podemos disfrutar de estas sesiones particulares a un bajo coste y esfuerzo.

Con una bañera nos basta.  Se trata de alternar agua caliente con agua fría. El agua caliente nos aportará un efecto relajante y calmante, aflojando los músculos y dejándonos una piel tersa.

  1. El primer paso para esta hidroterapia casera es darnos un baño de 20 minutos en agua caliente, entre 37 y 38°C. Debemos controlar este tiempo y temperaturas ya que si los sobrepasamos pueden darse bajadas de tensión. Podemos aplicar también productos en el agua, como aceites o fragancias, que nos ayudaran a relajar.
  2. Seguidamente nos estamos 2 minutos bajo el agua fría, de temperatura inferior a la de nuestro cuerpo. De este modo reactivaremos nuestro organismo sintiendo un aumento de energía y vitalidad.
  3. Frotarse con una toalla inmersa en agua fría después de un baño caliente o inhalar el vapor de una olla con la cabeza tapada con una toalla, son algunas de las ideas que puedes añadir en tu hidroterapia casera.

Importante: para realizar la técnica de la hidroterapia es muy importante que nunca se realiza antes o después de las comidas.

 Hidroterapia en centros especializadoshidroterapia (1)

La técnica de la hidroterapia se lleva a cabo de manera profesional en centros especializados, como balnearios y spas, pero cabe lugar también para aquellos centros fisioterapéuticos que emplean esta técnica para trabajos motrices y musculares. La menor gravedad del agua aporta la sensación de flotación que muchas veces ayuda a trabajar capacidades motrices y musculares que se han perdido, debido al menor esfuerzo necesario como consecuencia de la menor gravedad.

InfoMomentosPiscina

About InfoMomentosPiscina

Somos expertos en piscinas y contamos con una amplia experiencia en el sector. Hemos puesto a tu disposición una tienda online donde encontrarás todo lo que necesites para el cuidado de tu piscina y jardín, y este blog en el que queremos ofrecer información de utilidad para que tu mismo puedas hacerte cargo de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Login